Si quieres probar una Crêpe bretona, hay que hacer bien las cosas. Proponemos con la Galette, una copa de sidra brut de la Bretaña, y con la Crêpe, una copa de sidra rosada, hecha solo con manzanas rojas.